A-
A+

Te invitamos a revisar el comentario económico de Valentin Carril, Economista Jefe para Latinoamérica, Principal.

Revisa el comentario económico de esta semana

valentin

 

Como es sabido, la pandemia ocasionada por el coronavirus ha forzado a numerosos países a declarar distintos grados de limitaciones al movimiento de las personas, llegando incluso hasta la cuarentena total. Adicionalmente la reacción de prudencia ha llevado a las personas a evitar viajes o actividades donde se producen aglomeraciones como ir de compras o a restaurantes. Todo esto ha causado una enorme caída de la actividad económica, de una rapidez y fuerza no experimentada hasta ahora en la historia. Un ejemplo de la fuerza del impacto en el caso de los EE.UU. estuvo en la cantidad de personas que solicitó un nuevo subsidio por desempleo durante la semana terminada el 21 de marzo. La cifra llegó a  más de 3 millones cuando el récord anterior era de 700 mil en el año 1982. En tiempos recientes la cifra se situaba entre 200 y 300 mil. 

Pese a su magnitud, el caso de Canadá es mucho más intenso aún, ya que tuvo casi un millón de solicitudes en la semana terminada el 22 de marzo en un país con menos de un octavo de población comparado con los EE.UU.

Considerando la ausencia de antecedentes históricos conocidos, las estimaciones del futuro de la economía mundial a corto plazo son extraordinariamente inciertos, aunque sin duda con caídas fuertes de la actividad. Esta combinación de malas perspectivas y alta incertidumbre llevó a fuertes bajas en los principales mercados financieros mundiales a partir de fines de febrero. Los analistas están basándose en la evolución de China para intentar estimar lo que podría suceder en las principales economías en las semanas que vienen. Desde esa perspectiva se ha ido conformando un escenario relativamente esperanzador, lo que llevó a alzas muy importantes en varios mercados accionarios durante la semana terminada el 27 de marzo pese a las pésimas noticias de los mercados laborales antes comentada. En efecto los principales indicadores accionarios de los EEUU subieron más de 10% en la semana, aunque pese a ello se encuentran más de 20% por debajo de sus niveles de fines del año pasado. Es interesante notar que la principal bolsa de China (Shanghai) muestra una baja de sólo 9% en lo que va del año, hasta el 27 de marzo.

Otro elemento importante para considerar es la reacción de las autoridades económicas en casi todo el mundo. Los bancos centrales están entregando liquidez a los mercados de manera que no tiene precedente mientras que los gobiernos también están ejecutando planes de ayuda y reactivación de magnitud varias veces superior a lo conocido hasta ahora. Un caso muy significativo es el de Alemania, país ejemplo de austeridad fiscal la cual está incluso establecida en su constitución, pero que declaró estado de emergencia lo que permite aumentar el gasto fiscal, entregar créditos y dar garantías a empresas tanto financieras como no financieras e incluso comprar acciones de empresas. Si bien es difícil pensar que estas medidas permitirán reducir de manera relevante la caída en la actividad, debieran aminorar sus consecuencias negativas sobre la población en el corto plazo y principalmente permitir una recuperación más acelerada cuando la mayor emergencia sanitaria sea superada.

 

Actualizado al: 14-04-2020