A-
A+

Te invitamos a revisar el comentario económico de Valentin Carril, Economista Jefe para Latinoamérica, Principal.

valentin

 

En mayo hubo una gran sorpresa en los EE. UU., porque cuando se esperaba que el número de empleos se redujera en 7,5 millones, se contabilizó un aumento de 2,5 millones. Luego de este error de 10 millones de personas se han producido toda suerte de explicaciones, algunas incluso sugieren que la cifra puede haber sido manipulada por motivos políticos. Sin embargo, por ejemplo, en Canadá se observó algo muy similar, ya que se esperaba una pérdida de medio millón de empleos y se observó una ganancia de 290 mil, un error de casi 800 mil personas. En términos proporcionales el error en los EE. UU. fue de 3% de la población y en Canadá del 2%. Por lo tanto, la conclusión más lógica es que simplemente luego de las reaperturas crecientes en los distintos estados, el empleo ha vuelto con rapidez.

Es importante destacar que pese a las muchas diferencias, el día 20 de mayo los 50 estados del país estaban en algún grado procediendo a reducir las limitaciones a la movilidad de las personas y muchos permitiendo grados acotados de libertad para trabajar a negocios no esenciales.

Los datos de la encuesta detallada de empleos se conocen con mayor rezago, pero aún así la evidencia de abril muestra una recuperación. En efecto, el número de “separaciones” laborales, dentro de las cuales los despidos son la gran mayoría, bajó desde 14,7 millones en marzo a 9,9 millones en abril, aunque el número de contrataciones fue de 3,5 millones, el menor valor observado en toda la serie de datos. Asimismo, el porcentaje de renuncias llegó a un mínimo de 1,4% con 1,8 millones de personas. Esto es normal al inicio de una recesión, primero se produce un gran número de despidos, que fue lo observado en marzo y abril, con muy pocas nuevas contrataciones. Las personas reaccionan entre otras cosas minimizando las renuncias, cuyo promedio es 2,1%. Si la recuperación de la economía prosigue, debiéramos esperar un aumento muy significativo en las contrataciones y rebaja en los despidos, la tasa de renuncias se recupera más lentamente. Lo anterior sin embargo no debe desviar la atención de que pese a la substancial e inesperada mejora, todavía el nivel de desempleo está en un altísimo 13,3% y la economía sigue operando en torno a un 10% por debajo de la situación previa a la pandemia.

Actualizado al: 10-06-2020