A-
A+

Te invitamos a revisar el comentario económico de Valentin Carril, Economista Jefe para Latinoamérica, Principal.

Revisa el comentario económico de esta semana

valentin

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó hoy martes 14 de abril una actualización de proyecciones de la actividad económica mundial, con una baja desde 3,3% a -3%, por lejos la mayor baja que se recuerde, sólo tres meses luego de la proyección inicial. Todas las zonas desaceleran, la mayoría llegando a recesión durante el presente año. En general se considera que los países y zonas más afectadas tienen dos características, manejo menos efectivo de la pandemia y mayor dependencia del turismo. 

La única área mundial de importancia para la actividad que crece es Asia Emergente, con un 1%, principalmente porque el FMI espera que China crezca 1,2%. Los Estados Unidos (EE.UU.) caerían 5,9% y la zona europea 7,5%. Esto implica una fuerte baja en la demanda mundial por importaciones, lo que afecta especialmente a los países con economías más abiertas.

Para Latinoamérica, el FMI espera una caída de 5,2% este año, luego del estancamiento vivido el año pasado. Es importante destacar que esa proyección incluye a la región completa, pero dentro de los países del índice accionario la caída es muy similar. En consecuencia, el Fondo espera una baja de 5,3% en Brasil, país determinante en el índice accionario, y una mayor de 6,6% en México. Estos dos países representan más del 80% del índice accionario. Cerrando un panorama negativo, el FMI indica que estas estimaciones se basan en el supuesto de que la pandemia (Covid-19) y las medidas de control llegan a su máximo en el segundo trimestre de este año y luego se moderan en la segunda mitad.

Pese a la mala situación, el reporte contiene dos buenas noticias. Por un lado, no se espera un aumento en la inflación en ninguna zona económica relevante, incluyendo los países emergentes y Latinoamérica. Adicionalmente, y más importante, el FMI espera que la recuperación sea fuerte, con un crecimiento global de 5,8% en el año 2021. Conceptualmente esto tiene sentido, ya que esta recesión es muy distinta a las anteriores, especialmente por el hecho de que la capacidad productiva mundial no está siendo afectada, por lo que es posible que la actividad anterior a la pandemia se recupere rápidamente. Esto dependerá de la velocidad con la cual las distintas economías se reorganicen una vez que las medidas de mitigación del avance de la enfermedad sean levantadas. Las políticas de los gobiernos y bancos centrales en general van dirigidas a que ese proceso sea efectivamente rápido.
 

Actualizado al: 14-04-2020