A-
A+

Te invitamos a revisar el comentario económico de Valentin Carril, Economista Jefe para Latinoamérica, Principal.

Revisa el comentario económico de esta semana

valentin

 

Los efectos de la pandemia siguen siendo evidentes en las cifras económicas globales. El cálculo oficial del PIB de Japón entrega importantes señales para la economía global. En efecto, si bien la caída trimestral de 0,9% o la baja anual de 2% muestran sólo parte del daño causado por el coronavirus, ya que su efecto sólo habría comenzado en febrero o incluso marzo, la desagregación de la actividad por componentes agrega información respecto del mundo. Destaca el hecho que las exportaciones cayeron 6,2% en el trimestre y las importaciones un 5%; reflejo de la generalizada reducción del comercio mundial.  Por cierto, una parte importante de este fenómeno se debe a la caída de la demanda por parte de los países debido a la recesión global, pero también se teme que esa caída tenga componentes permanentes ya que la pandemia podría afectar seriamente el impulso hacia la globalización.

Otro aspecto importante fue la baja de la inversión no residencial, que alcanzó un 4,2%. Esto es un reflejo de la incertidumbre que la pandemia ha exacerbado y lamentablemente implica una limitación al crecimiento futuro, debido a menor capacidad productiva aun luego de que la pandemia será controlada de alguna manera. En otras palabras, cuando el mundo vuelva a la normalidad habrá un período de menor inversión productiva, lo que redundará en menor capacidad de crecer, aunque el PIB anteriormente alcanzado pueda ser recuperado en buena medida ya que la capacidad actual no está siendo destruida. En términos más simples será posible alcanzar un nivel de actividad similar al previo a la pandemia, pero no mucho más. Si esto ocurre dentro del presente año o luego de eso, depende de la posibilidad de controlar sanitariamente la pandemia, a través de una vacuna, tratamientos efectivos u otros.
 

Actualizado al: 20-05-2020