A-
A+

Te invitamos a revisar el comentario económico de Valentin Carril, Economista Jefe para Latinoamérica, Principal.

Revisa el comentario económico de esta semana

valentin

 

Las cifras económicas de Chile siguen mostrando el efecto de la pandemia y de las medidas utilizadas para contenerla. El reporte de la baja de 14% para abril en el indicador mensual de actividad económica, más conocido como IMACEC, que es un muy buen predictor del PIB, causó alto impacto. Sin embargo, en estricto rigor no debiera haber sido una gran sorpresa, más allá que estimar la magnitud precisa de la caída era muy difícil. Por ejemplo, el indicador semanal de actividad económica de los EE.UU. había mostrado una baja de 10% en promedio en abril, y recordemos que en ese país las restricciones al movimiento y a la actividad han sido menores que en Chile, con estados donde las limitaciones son bastante menores. La “buena” noticia dentro de lo complejo de la situación es que ese indicador se estabilizó en torno a una baja de 9-11% en los EE.UU. durante mayo.

La recuperación de los mercados accionarios en conjunto con la baja en la actividad económica ha provocado cierta preocupación respecto de la aparente desconexión entre ellos. La verdad es que, aunque parte de la preocupación es válida, es importante entender que la relación entre la economía y los mercados es compleja. Por ejemplo, la correlación contemporánea entre la variación del indicador semanal de actividad de los EE.UU. (WEI) con la rentabilidad de las acciones es de 63% desde la creación del WEI el 2008. Interesantemente la correlación es la misma cuando se utiliza el mercado como predictor del WEI con 10 semanas de anticipación. Es decir, la existencia de un desfase entre estas variables es algo habitual y no debiera provocar una preocupación extrema. Por ejemplo, en la semana reportada como del 14 de marzo en el WEI tenemos que éste bajó 17,7% pero la economía creció 1,13%. El WEI siguió bajando mucho más que la economía durante dos semanas más, acumulando un rezago con respecto a ésta de más de 30% para fines de marzo.

Estas discrepancias generalmente son temporales y se van corrigiendo, lo que está ocurriendo ahora es que el mercado está incorporando una recuperación relativamente mejor de la economía respecto de lo anticipado hace unas dos o tres semanas atrás. No hay garantías, pero sería muy positivo que la proyección del mercado sea correcta.
 

Actualizado al: 03-06-2020